Wednesday, December 16, 2009

Bob Friedman


En el marco de la lectura de este interesante libro de Antonio Escohotado (que, dicho sea de paso, es una especie de síntesis de este otro), me llamó la atención la mención a Milton Friedman como uno de los paladines del antiprohibicionismo. Me explico: no me sorprende que Friedman abogue por una medida minárquica, sino que simplemente no me esperaba la mención en el libro.

Googleando un poco, di con esta entrevista, de la cual copypasteo (está en la RAE al lado de veletismo) lo siguiente:

El papel apropiado del gobierno sería exactamente el que dijo John Stuart Mill en el siglo XIX en “Sobre la libertad”. El papel adecuado del gobierno sería evitar que otra gente dañe a una persona. El gobierno, dijo, no tiene nunca derecho a inmiscuirse en la vida de una persona por el propio bien de esa persona.

El caso de la prohibición de las drogas es exactamente el mismo que prohibir a la gente comer más de lo debido. Sabemos que el sobrepeso causa más muertes que las drogas. Si en principio está bien que el gobierno diga que no debemos consumir drogas porque nos pueden dañar, ¿por qué no sería correcto que nos diga que no debemos comer demasiado porque nos puede dañar? ¿Por qué no sería correcto que nos diga que no hagamos paracaidismo porque nos podemos matar? ¿Por qué no estaría bien decir “Oh, esquiar no está bien, es un deporte muy peligroso, te harás daño”? ¿Dónde ponemos el límite?.


Si bien Don Milton me hace muy poca gracia en muchas otras cuestiones, debo admitir que en este aspecto coincido casi punto a punto.

Aunque desconozco la profundidad del debate que hubo o hay allá en el norte, me pregunto:

1) Qué opinanarán los economistas por estos lares, o al menos en la BEA?

2) Qué reflexiones desde el enfoque económico tuvimos acerca de la despenalización?

3) Qué influencia tendrá en los economistas en formación la payasesca campaña de las Juventudes Larouchistas que pudimos observar hace unos meses en FCE-UBA?


santino


PD: No, lo de la campaña de las Juventudes Larouchistas no es joda: existe en serio. De hecho intentaron participar en esta charla y fueron brutal y justificadamente ignorados por Fanelli.

Tuesday, December 01, 2009

Gayfitti

Hoy me llamo la atención este stencil que vi sobre las paredes de la facultad de odontología y adyacentes:



(Macrimonio gay=SIDA)

Y me vino inmediatamente a la cabeza todo el debate al cual hemos estado sometidos durante estas semanas. Al igual que el amigo Sanka, estoy a favor de la legalización del matrimonio homosexual. Mis objeciones al matrimonio (entre quienes sea) vienen por otro lado, pero esto no viene al caso.

La cuestión del stencil, eso. Tengo dos teorías:
a) Los que lo hicieron tienen un sentido del humor brutal y la revista Barcelona debería contratarlos sin demora.
b) Refleja lo que realmente piensan y son el street-team de Cecilia Pando. Por cierto: recomiendo la lectura de su carta al correo de lectores de La Nación, que es muchas veces más cómico que la Barcelona, desde luego.

Sea cual fuere la postura real del stencil, representa muy bien la falencia argumentativa de quienes buscan mantener al matrimonio entre personas del mismo sexo en la ilegalidad. Resulta muy ilustrativo al respecto la nota de Roberto Gargarella en el Página/12. Sí, Sanka, ya sé que considera que nada que venga de ese diario puede ser aceptable, pero haga el esfuerzo.

Recomiendo también esta nota de Caparrós. Es un poco más polémica: se apena de que la comunidad homosexual quede "dentro del sistema". De cualquier modo, lo interesante de la nota de don Caparrós es que deja en evidencia el veletismo (si, está en la RAE "veletismo".En serio) de Macri.

Ahora, la pregunta es:¿A qué viene este stencil?¿Realmente creen poder convencer a alguien así? Vamos...